Publicado el Deja un comentario

Jeffrey de León: «Sin proceso estándar como autor»

Uno de los autores favoritos de la juventud latinoamericana es Jeffrey de León. Y dada su trayectoria como autor, definitivamente tiene mucho que enseñarnos a los autores en cierne.

 

Casi cada año Jeffrey está publicando un nuevo libro. Y no es que le sobre tiempo —está ocupado como profesor universitario, conductor de radio, conferencista internacional, empresario y pastor—. Es, simplemente, «la necesidad», nos dijo. Jeffrey nos explicó que sus libros nacen «al ver una necesidad y querer ser parte de la solución».

Jeffrey es un autor «sin un proceso estándar» cuando escribe un libro, en sus propias palabras. O quizá tenga un proceso inconsciente, que dada su personalidad no puede categorizarla.

Lo que sí acepta Jeffrey como proceso, es «estar con la gente y escuchar sus luchas y retos». Lo que le permite abordar cada tema con propiedad, comprensión y actualidad.

Para el autor de Ofensivo y escandaloso, el mayor desafío que los nuevos autores deberán enfrentar es «ser encontrados en un mundo de escritos», refiriéndose a la gigantesca librería de millones de libros, que es la Internet.

Gracias Jeffrey por tu aporte en esta edición de faxjuvenil. Oramos que los que lean esta nota, se inspiren como autores.

Publicado el Deja un comentario

Walter Acosta: «Entrenamiento para perpetuar el impacto»

Una conversa con Walter Acosta, director de Apoyo Juvenil, una iniciativa de peruanos para peruanos, en cuanto a ministerio y pastoral juvenil se refiere.

 

¿Cómo es que empezaste Apoyo Juvenil?
Empezó en noviembre de 1999, con algo que latía en mi corazón. Veía que se hacían muchos  eventos, y que muchas iglesias ya tenían su líder de jóvenes, pero carecían de preparación para enfrentar el reto. En ese contexto nace Apoyo Juvenil para entrenar líderes de jóvenes. Si sólo queremos impactar, está bien los eventos. Pero si queremos que el impacto perdure, se requiere líderes entrenados.

¿En qué se diferencia Apoyo Juvenil del resto de iniciativas juveniles?
Brindamos entrenamiento práctico, facilitado por un equipo con experiencia y actualmente inmersa en el trabajo con jóvenes.

¿Qué proyectos originales a corto y mediano plazo tienes?
Este año estamos haciendo el tour Training en varias partes del país; hace unos años lo hicimos
en Lima, con una asistencia de más de 200 líderes juveniles. Factor3, que es un entrenamiento intensivo de 3 horas en 1 tema específico. Estamos tras publicar un libro y también un Diplomado en Ministerio con Jóvenes, presencial y virtual. Y a mediano plazo, un proyecto para restaurar a jóvenes con adicción sexual

Publicado el Deja un comentario

Gilbert Rodríguez: «No tomes tu preparación muy a la ligera»

Una breve charla con el pastor de jóvenes de la Iglesia Bíblica Emmanuel, sobre cómo ve a la juventud de hoy, y los ajustes que deben hacer en cómo los pastoreamos, de modo que cumplan el propósito de Dios para sus vidas.

 

¿Cuánta vida con propósito ves en la juventud de hoy?
Hay más que antes. Los muchachos de hoy tienen clara la situación que quieren. No sólo qué estudiar, también qué quieren ser en la vida. Claro está que también hay quiénes vuelan fuerte. Eso no tiene nada de malo. Lo importante es ayudarles, como padres, pastores y líderes, a aterrizar sus sueños, que a veces pueden convertirse en propósito.

¿En que falla la mayoría de jóvenes en lo que se refiere a vivir con significado?
Yo puedo soñar con ser alguien, llegar a tal lugar, tener tal meta, etc. Pero cuando Jesús ocupa el primer lugar en nuestra vida, lo más importante es conocer el plan que Dios ha diseñado para mi vida, a mi medida.

Los jóvenes de este tiempo, a diferencia de mi poca, son jóvenes que tienen más oportunidades de estudio. Pero lo que veo es que algunos lo están tomando muy a la ligera. No están valorando esta oportunidad y accesibilidad.

¿Cómo pastoreas a los que están bien secularmente y mal espiritualmente o al revés?
No todos tienen llamado pastoral. Habrán muchos profesionales que van a desarrollarse de manera impresionante y de influencia en una entidad pública o privada. Y la manera cómo los pastoreo es enseñándoles principios y preceptos bíblicos para que sepan cómo tomar decisiones correctas en medio de situaciones cotidianas, unas más complejas que otras, tanto laboral, personal, y familiarmente, de modo que cumplan el plan que Dios ha diseñado para sus vidas.

El problema de hoy es que para muchos pastorear es controlar, rasgarse las vestiduras y terminar con el caído.

Pastorear es cuidar-enseñar, y apacentar-guiar, a depender de Dios, a relacionarse con Dios, a conectarse con Dios, que ello producirá en mi el querer como el poder.

Creo que la mejor manera de enseñarles comunión con Dios es sentarse con ellos, sea individual o grupal, y ser los primeros en decirles esto me habló Dios, esto aprendí, esto me confrontó. Esto nos hace vulnerables como líderes, y eso es lo rico.

Publicado el 2 comentarios

¿Por dónde empezar a leer la Biblia?

Si decides leer la última novela de tu autor favorito, ¿por dónde empezarías?

¿Por la mitad? ¿Por las partes en negrita? ¿Por donde aterrice tu índice derecho después de barajar por sus páginas?

No hay que ser muy letrado para responder «por el inicio, pues».

Entonces, aplica la misma lógica cuando de leer la Biblia se trata.

Y léela de principio a fin; o sino dirás «no entiendo».

Obvio.

Es como si quisieras entender la novela X leyendo un par de páginas del medio, subrayando frases impactantes del principio y frases desafiantes del final, y memorizando extensas partes del medio.

Verdad que no.

Lo mismo es con la Biblia. Tienes que leerlo completo, de principio a fin, y varias veces.

 

 

Publicado el Deja un comentario

Los líderes dejan libros

¡Cómo cuesta escribir! Y más aún, escribir tu pensamiento. ¡De razón que los que hacen historia… tienen un mensaje, sienten el deber de anunciarlo, y dejan libros, para servir de generación en generación.

Tener un mensaje

Una de las maravillas que disfruto es charlar con líderes de los rincones de la ciudad. Especialmente cuando me comparten extractos de lo que están compartiendo desde sus púlpitos. Quedo tan impactado, que hasta me da ganas de decirles que no tienen nada que envidiar a los famosos predicadores.

Sólo estiro el ceño, y murmuro en voz alta un gran ¡wow!

Siento lo mismo cuando hablo con muchos líderes visibles en el cuerpo de Cristo.  A más de uno lo animo a escribir. Y antes que me apedreen con sinrazones, les bromeo: ¡No esperes ir a la cárcel, como Pablo, para recién escribir!

Y no creo que Pablo escribía para matar tiempo en la prisión. Sino más bien, porque era consciente del mensaje que portaba. No por gusto alguna vez se identificó como heraldo (1Cor 9:27).

En la antigüedad, los heraldos eran diplomáticos con un mensaje oficial de la realeza. En ese sentido, Pablo, cual heraldo de Cristo, ante la más mínima insinuación para ser escuchado, sea en una casa o palacio, en la calle o en el areópago, siempre tenía algo que decir, y de forma apasionada y de fondo escritural.

Pero su proeza no fue tener un gran mensaje, sino dejarlo por escrito.

Todo predicador, sea cual fuere su geografía, al ritmo que va haciendo millas, va descubriendo «su mensaje». Y cuando sucede, siente como si se hubiera encontrado petróleo en su jardín. Y de eso habla hasta por los codos. Y de eso predica hasta el cansancio. Y de eso enseña hasta la tumba.

Pero si quiere pasar a la lista de los grandes, tendrá que dar un paso más.

Deber de anunciarlo

Cuando se nos enciende la llama de predicadores, cada oportunidad para hablar, es oro puro. ¡Nos importa un comino el tamaño de audiencia, con tal que nos dejen hablar! ¿Hablar de qué? Pues de lo que nos consume el corazón. Hasta exageramos: ¡Tengo un mensaje para ustedes de parte de Dios!

¡Qué alivio, luego de compartirlo! ¡Qué realización, luego de cumplir un deber! ¡Qué bendición, para los que escuchan!

Pablo sintetizó esta experiencia con un «ay de mí si no anuncio del evangelio» (1Cor9:16).

Pero, por favor, entendamos su «ay» completo. No es anunciarlo sólo de labios. También es dejar, todo lo recibido del Señor, por escrito. Al igual que los que logran un movimiento en su generación.

El que menos imita a Pablo en su estilo apostólico, excepto su ministerio como autor. Cuando alguien los anima a escribir, responden con desestima. Cuando los confrontan a usar el teclado para ministrar, responden con excusas. Y cuando les profetizan que algún día escribirán un libro, se encomiendan a la suerte.

Las excusas más frecuentes que he escuchado, son:

«No tengo tiempo», dicen los desubicados.

«No poseo ese don», dicen los flojos en la gracia.

«Algún día escribiré», dicen los desorganizados.

«No lo creo necesario», dicen los que desprecian lo recibido.

«Otros escribirán de mí», dicen los que escasos de entendimiento.

La manera de superar cada excusa es tratándola como actitud egoísta. ¿O cómo se le llama a la persona que tiene algo muy bueno y no quiere compartirlo?

Hace tiempo supe de un fabuloso expositor bíblico bastante egoísta. No quería ni regalar, ni prestar, ni vender, las notas o bosquejo de sus magistrales charlas. Alegaba que le había costado sudor y lágrimas, y que no le parecía justo que un fulano los obtenga de un chasquido.

Al mundo entero

Pareciera que no todos son llamados a llevar su mensaje al mundo entero. Digo pareciera, pues, si nos ceñimos a nuestra configuración de génesis (Gén 1:28), constatamos que Dios nos bendijo con la capacidad de fructificar (producir conocimientos), multiplicarlo (imprimirlo en libros), y llenar la tierra (de tus libros).

—Perdona mi paráfrasis en los paréntesis; aunque no es un pretexto.

Lo cierto es que cualquiera que se encuentra con su destino en Cristo, 1) recibe algo muy importante que compartir, y 2) su deber es compartirlo con el mundo entero.

Yo creo que Pablo comprendió este potencial. Por ello, a través de sus epístolas llegó a donde físicamente jamás llegaría  —a través del espacio— , y por si fuera poco, de generación a generación —a través del tiempo—.

Otro ejemplo es Charles Spurgeon ¡y quién no ha degustado su pluma?— y otros gigantes que aún hablan en las bibliotecas y moldean a los grandes.

Me pregunto: ¿Qué hubiera pasado si no hubiesen escrito sus sermones? ¿Cómo habríamos estado si no hubiesen seguido una estrategia para llevarlo al mundo entero?

Para cerrar

En el 2100, muchos jóvenes pedirán a sus bots que les envíe una lista de ebooks sobre tal o cual tema. ¿Podrá ese bot encontrar algo tuyo? Si te moriste con tu mensaje, definitivamente no.

Alguien dijo que lo más grande que podremos dejar, una vez que pasemos al más allá, será: hijos, discípulos y libros. Mi oración es que estas líneas te desafíen a madurar —dejar de ser egoísta— como expositor, y te conviertas en autor, como acto responsable de haber recibido un gran mensaje.

[box type=»info» size=»large»]Te invito a… YoBlogger, un curso para iniciarse como autor[/box]
Publicado el 4 comentarios

Impresiones en la Feria del Libro

Foto: ElComercio.pe

Siete horas fueron suficientes para quedar marcado irreversiblemente, en esta reciente Feria Internacional del Libro.

Te cuento lo que vi, y mis impresiones.

Vi harta juventud haciendo largas colas para entrar al recinto ferial. Y una vez adentro, los pasillas eran verdaderas avenidas peatonales, cada quien ingeniándose para desembocar en los stand, vitriniar libros, hojear uno que otro, y sufrir al doble para pasar por caja.

—¡Me volví con el paradigma —que los jóvenes no leen— hackeado!

Me inspiró a raudales ver tantas editoriales juntas. Te juro por mi gato que jamás imaginé que haya tanta empresa editorial made in Perú.

—¡Me volví diciéndole a mi hijo que el próximo año estaremos allí!

Me alegró en demasía encontrar libros de hermanos míos —de parte del Padre celestial— en librerías seculares. ¡Eso!, me dije. Es una magnífica manera de influenciar el pensamiento de una generación.

—¡Me volví comprendiendo mejor la gran comisión!

En el agitado mar de libros, sentí que un libro me suplicaba: ¡Llévame, llévame! Era sobre marcas poderosas. El autor ofrecía un análisis del rotundo éxito editorial de los libros sobre Harry Potter. Lo que me llevó a aterrizar en las siguientes conclusiones:

1) Los jóvenes sí leen, y

2) están interesados en cosas espirituales. —¿Y la iglesia? ¡En lugar de evangelizar el mundo, hemos hecho un mundo del evangelio!—.

—Me volví exclamando: ¡Habla, Señor, que tu siervo escucha!

Te regalo mi tercera conclusión: Si hay oferta de libros es porque hay demanda de lectores. ¿Qué falta? ¡Autores… creativos, originales y estratégicos, para hacerse y dejarse leer por tanta gente divagando como ovejas sin pastor!

¿Quién dijo «heme aquí, Señor»? —Te sugiero comenzar un blog!

[box type=»info» size=»large»]Te invito a… YoBlogger, un curso para iniciarse como autor[/box]
Publicado el 9 comentarios

Visión protestante de la educación

Con la nueva ley universitaria, crear casa de estudio de este nivel será más complicado; incluso las ya existentes deberán seguir un proceso de adecuación bastante exigente para servir como tal. La pregunta natural para los evangélicos, mirando a las 2 universidades evangélicas, es: ¿Lo lograrán?

Aquí una entrevista con Donald Smith, rector de la Universidad SEL, sobre el status de la universidad frente a la Sunedu, los logros hasta el día de hoy, y su visión protestante de la educación.

Con Donald Smith Kennedy, rector de la Universidad SEL

¿Cuál es el estatus legal de la universidad?
La universidad está establecida por dos leyes que tienen importancia para la sociedad peruana. La Ley de Libertad Religiosa del 2010 dio a la escuela superior SEL el estatus universitario, y la nueva ley universitaria del 2014 dio a la escuela la designación de “Universidad SEL” y transformó la escuela superior en una universidad creada por ley.

¿Fue una bendición total convertirse en universidad?
El cambio de estatus legal causó mucha discusión. La intención de la asociación promotora era continuar con la escuela de teología y crear, paralelamente, una universidad cristiana. La nueva ley universitaria cambió a la fuerza esta intención en 2014 y el Ministerio de Educación cerró la escuela superior con la promoción del 2015. Algunos colaboradores de la escuela no estaban conformes con la nueva situación legal y algunos misioneros se iban retirando poco a poco ya que sus actividades no tenían un énfasis académico.

¿Por qué no se quedaron como una universidad teológica?
Una universidad teológica actúa en un campo restringido de acción y sirve mayormente a la iglesia y al movimiento evangélico. En la providencia de Dios las leyes ya mencionadas han dado a la USEL la opción de crear una universidad que servirá tanto para preparar líderes evangélicos como para educar a todos los que quieren estudiar la amplia gama de carreras que hoy requiere nuestro país.

¿Qué tan teológicos serán en las demás carreras profesionales?
Hoy todas las carreras universitarias deben incluir un mínimo de estudios generales en su malla curricular. Entre estos cursos se incluye ahora teología, lo que implica que todas las universidades tendrán que emplear a teólogos como profesores. Los planes curriculares de la USEL tienen más cursos del mínimo requerido de estudios generales porque queremos formar a los estudiantes dentro de una cosmovisión cristiana bíblica que abarca todas las áreas de la vida. En la USEL todas las facultades cuentan con los recursos docentes de la Facultad de Teología y, en el futuro, contarán con los recursos de departamentos de profesores especializados en esta área. De acuerdo con la visión de la USEL, cada graduado, y de cualquier facultad, debe aprobar cursos que le provean una comprensión amplia de la cosmovisión cristiana bíblica. Los estudios generales incluyen cursos de formación bíblica, teológica, ética, sociológica y otros además de temas como realidad nacional e internacional, dictados por teólogos o especialistas que comparten la cosmovisión institucional.

¿Cómo van con la SUNEDU?
La SUNEDU hoy es el ente oficial que supervisa todas las universidades y estamos en relación constante con sus oficinas. Las autoridades de la USEL están registradas con la SUNEDU y reciben sus comunicaciones constantemente. Las carreras y mallas curriculares están registradas y validadas, y los estudiantes matriculados reciben un carné universitario igual que en otras universidades. Poco a poco la SUNEDU va conociendo la USEL y estamos avanzando con el registro de todo lo requerido, incluyendo ahora a los primeros graduados.

¿Cuán complicado les será licenciarse?
Según el cronograma publicado por la SUNEDU las universidades creadas por ley, como es nuestro caso, deben concluir el proceso de licenciamiento antes del final del 2018. Las Condiciones Básicas de Calidad para las universidades fueron publicadas en noviembre del 2015 y comprenden los siguientes componentes:

1. Objetivos y planes académicos
2. Oferta educativa compatible con los planes
3. Infraestructura y equipamiento
4. Líneas de investigación
5. Personal docente calificado
6. Servicios complementarios
7. Mecanismos de inserción laboral
8. Transparencia

El proceso de licenciamiento mide el grado de cumplimiento de la universidad a través de 55 indicadores. Para cada indicador la universidad debe documentar su realidad. La SUNEDU revisa los informes y realiza visitas de verificación. Al cumplir el proceso, que puede implicar un período de subsanación de deficiencias, se emite la resolución de licenciamiento. El cumplir este proceso cuesta mucho trabajo y tiene un alto costo. Sin embargo, la USEL ha comenzado a trabajar en lo necesario para establecer las condiciones de calidad requeridas y hay un avance significativo hacia la creación de la estructura institucional requerida por nuestro Estatuto. La existencia de infraestructura adecuada pesa mucho en el proceso y la USEL, gracias a Dios y a los esfuerzos de muchas personas durante décadas, cuenta con una infraestructura cada vez más adecuada para la educación universitaria.

¿Y sobre la acreditación?
El proceso de licenciamiento evalúa la capacidad de la universidad para seguir operando. El proceso de acreditación mide los logros de la universidad de acuerdo a estándares nacionales e internacionales. El proceso de acreditación es similar al de licenciamiento pero se hace después y es mucho más exigente. La USEL tiene algo de experiencia en cuanto a acreditación ya que la Escuela Superior SEL fue miembro fundador de AETAL (Asociación Evangélica de Educación Teológica de América Latina) y ha sido protagonista en el desarrollo de la educación teológica evangélica en nuestro continente. La Facultad de Teología de la USEL conserva esta experiencia y provee un modelo y un estímulo para las facultades nuevas y se ha desarrollado de acuerdo a las pautas de acreditación de AETAL y los estándares internacionales más exigentes. La acreditación nacional e internacional de la USEL son metas que aspiramos alcanzar más adelante y el plan estratégico apunta a logros significativos en esta área para 2021.

¿Qué harán para elevar su prestigio?
La USEL apunta a ser una universidad de prestigio que articule la cosmovisión bíblica a través de sus programas académicos para ejercer un poder transformador en la sociedad peruana. El prestigio que queremos tener es de haber aportado en forma significativa al desarrollo nacional. En esto vamos por etapas. Primero fue parar la Facultad de Teología y el primer logro aquí son los graduados de diciembre último. Después tenemos que establecer las facultades de Humanidades, Ingeniería Ambiental y Administración de Negocios. Dentro de cada facultad se tiene que establecer departamentos de profesores especializados, carreras nuevas, programas de posgrado y proyectos de investigación. En resumen, apuntamos a construir, paso por paso, un prestigio académico basado en logros específicos de aporte al desarrollo nacional. El referente de estándares internacionales es básico para la realización de estos planes e incluye la experiencia variada de nuestros docentes que cuentan con grados y títulos de una amplia gama de universidades de reconocido prestigio en el ranking mundial. Por nuestra historia tenemos mayor cercanía a las universidades británicas, pero también existen relaciones con algunas universidades norteamericanas y sobre todo con los mejores seminarios evangélicos a nivel mundial. En diciembre último la Asamblea Universitaria de la USEL creó la escuela de posgrado y estamos trabajando para concretar convenios de cooperación académica con universidades en otros países.

¿Cuán preparada está su plana docente?
La USEL cuenta en la actualidad con profesores de experiencia amplia en la docencia universitaria. A algunos les falta la formalización de títulos y en esto estamos trabajando de acuerdo a los plazos de ley. Hemos iniciado una serie de actividades académicas para capacitar a nuestros profesores. La situación económica de la USEL todavía no permite darles a los profesores una expectativa de carrera bien remunerada pero confiamos que el desarrollo de la universidad creará poco a poco las condiciones económicas necesarias. Por ahora la mayoría de los profesores trabajan con un sentido de identificación con la misión institucional, ofrendan sus talentos al proyecto, creen que podemos concretar la visón y se han comprometido para alcanzarla juntos.

¿Cómo ofrecer alta calidad académica en esa condición?
Sabemos que nos falta mucho para lograr la calidad y es evidente que no se puede crear un cuerpo docente adecuado y una universidad de prestigio internacional de la noche a la mañana. En la providencia de Dios la USEL cuenta con colaboradores de primer nivel. Algunos han logrado una alta distinción académica y otros tienen una trayectoria profesional impresionante. Este grupo de colaboradores no es empleado por la USEL porque no podemos pagar los sueldos que merecen o porque tienen cargos en otras universidades, en empresas o en entidades públicas. No todos estamos en el mismo nivel pero estos colegas nos desafían constantemente a trabajar para mejorar y algunos visionarios entre ellos han sacrificado una carrera en el estado u otro lugar para comprometerse con la USEL.

¿Todos sus profesores son evangélicos?
Los profesores son seleccionados por los directores de las escuelas profesionales de acuerdo a las pautas acordadas en la Asamblea Universitaria y en coordinación con la dirección académica. El Estatuto de la USEL requiere que cada profesor firme una declaración de ser cristiano comprometido y un compromiso de respetar los fines, principios y base de fe de la institución. El Estatuto provee también para casos excepcionales que requieren el visto bueno del Consejo Directivo de la Asociación Promotora. En conversación con un ex estudiante, pastor de una iglesia grande, le pregunté por qué no recomendaba a los jóvenes el matricularse en la USEL? Me respondió que la razón era porque tenemos cursos no cristianos y profesores no cristianos. Le pregunté, entonces, ¿a dónde envían a sus hijos a estudiar? y me dijo que a las buenas universidades. Pensé, pero no le dije, ¿allí sí hay profesores cristianos y cursos cristianos?

¿Qué cursos los distingue como universidad evangélica?
La visión protestante de la educación pone mucho énfasis en la historia y hemos adoptado este énfasis. Le doy un ejemplo. Los estudios generales de la carrera de Ingeniería Ambiental incluyen los siguientes cursos con contenidos cristianos explícitos: Cosmovisión Bíblica y Bases de la Ética; Panorama de la Biblia; Desarrollo Personal y Toma de Decisiones; Jesucristo y Proyecto de Vida; Biblia, Ciencias y Tecnología; y Ética Ambiental Cristiana. Varios otros cursos, enseñados por profesionales cristianos, tienen una orientación cristiana bíblica e incluyen: Sociología; Historia del Perú (Identidad y Cultura); Análisis de la Realidad Nacional e Internacional; Economía; Planificación y Gestión Ambiental; Manejo de Conflictos Socio Ambientales y Formulación y Evaluación de Proyectos Ambientales. El punto de vista general es que el mundo es la creación de Dios, el hombre es responsable ante Dios para administrarlo y la Biblia provee el conocimiento básico para comprender la realidad y poder vivir de manera sensata y saludable. Estos dos conjuntos de cursos establecen un marco para comprender la cosmovisión bíblica. Dentro de este marco se estudian los conocimientos más técnicos de los otros cursos que completan la malla curricular.

¿En qué se diferencia un curso dictado aquí, de su equivalente en otra universidad?
El ejemplo de los cursos de Ingeniería Ambiental le puede dar una idea de cómo se comparan los programas de la USEL con los de otras universidades. Idealmente el profesor de la USEL ha integrado sus conocimientos técnicos y su experiencia profesional con la visión del cosmos que provee la Biblia. El profesor debe demostrar, por sus palabras y por su ejemplo, que no existe conflicto fundamental entre la reflexión científica y la vida de fe. Por ejemplo, muchos luchan para aprobar matemática. El cristiano tiene la opción de ver la matemática como un lenguaje preciso adaptado para descubrir y describir la precisión con que Dios diseñó el cosmos, nuestro planeta y el ser humano. Desde esta perspectiva la matemática se vuelve emocionante y se integra con nuestras metas de vida. Deja de ser un simple ejercicio lógico abstracto sin mayor sentido que ser requisito de avanzar con la carrera. Sé que es un ejemplo difícil, y que los profesores de matemática aún están luchando con la idea, pero vamos poco a poco.

¿En qué se diferenciará un profesional egresado de la Universidad SEL, de su colega de otra universidad?
Esperamos que el profesional egresado de la USEL será igualmente capacitado en cuanto al conocimiento requerido por su profesión que los egresados de cualquier universidad buena. Además, contará con una buena orientación y una experiencia práctica adecuada en el desempeño de las tareas básicas de su profesión. Podrá comprenderse como profesional con la capacidad para servir a Dios, su prójimo y su país. Comprenderá la cosmovisión cristiana bíblica que proveyó el marco para sus estudios aún en el caso que no tuviera compromiso cristiano personal. En otras palabras, podrá pisar tierra como profesional y responder a los desafíos de su profesión con perspectivas de ayuda a los demás y de contribución al desarrollo del país. El psicólogo egresado de la USEL, por ejemplo, será un científico que puede servir a Dios, su prójimo y su país a través de su profesión. Comprenderá profundamente la realidad del ser humano, las raíces de sus problemas y los remedios propuestos para ellos. Contará además con la orientación bíblica, la vocación de servicio de la comunidad USEL y la confraternidad de profesionales comprometidos con valores cristianos bíblicos y el desarrollo nacional. Podrá contribuir al desarrollo de su profesión, ayudar y alentar a sus colegas y en general traer perspectivas sanas, frescas y saludables a la provisión de servicios profesionales cada vez más solicitados.

¿Cuánta espiritualidad hay entre los estudiantes?
El estudiantado de la USEL en este momento es 95% evangélico y es una buena representación de la juventud universitaria de las iglesias evangélicas. Cantan con buenas ganas en el devocional de los martes. Un auditorio lleno de jóvenes expectantes escucha con atención las prédicas, recibe con aplausos al predicador y lo alienta con un entusiasmo genuino y refrescante. No hay uniformidad de criterio en cuanto a las costumbres litúrgicas y devocionales porque los estudiantes provienen de toda clase de iglesia. A pesar de esta diversidad se esfuerzan para comprenderse mutuamente y adorar juntos. Las diferencias provocan constantes discusiones y el no evangélico es un lunar que tiene que soportar las bromas de sus compañeros quienes, sea dicho de paso, le tratan muy bien. Los estudiantes de la USEL son cristianos comprometidos alegres y contentos, y es un privilegio estar con ellos a diario.

¿Cuál es el plan en cuanto a investigación?
La investigación es una función básica de la universidad. Para realizarla como debe ser falta completar la estructura institucional, crear el soporte administrativo para la investigación y formar los equipos de investigadores. Todo esto requiere años, mucho esfuerzo y financiación. El plan estratégico de desarrollo institucional incluye establecer un instituto de investigación en cada una de las cuatro facultades y crear los primeros proyectos de investigación para 2021. Se apunta a establecer convenios con el Estado, con la empresa privada y con instituciones académicas para realizar investigaciones que aportarán al desarrollo nacional con innovación pertinente. El marco general es el ‘Reto para el Perú para 2030’ que consiste de apuntar a los 17 objetivos para la sociedad acordados por muchos países.

¿Algún avance?
Un avance reciente con respecto a la investigación es la creación de la Escuela de Posgrado de la USEL. Algunos profesores han publicado, en forma personal, trabajos de investigación y esperamos coordinar mejor tales esfuerzos en un futuro próximo. En el área de Ingeniería Ambiental estamos hablando con un municipio de la costa para que nos cedan terreno para la investigación a cambio de servicios. Se está conversando con universidades, instituciones y empresas para investigar el ecoturismo, los econegocios, la desalinización del agua y la reforestación entre otros temas. En relación con la teología la USEL está participando en la organización de la celebración de los 500 años del Protestantismo, que incluye varias publicaciones, y se han iniciado las actividades del Instituto de Investigación del Protestantismo Latinoamericano. Otras conversaciones se han iniciado en cuanto a la creación de proyectos de investigación en áreas como la neuropsicología, el apoyo al empresario y la creación de empresas.

¿Sueña con una invasión de profesionales evangélicos?
Bueno, la idea suena genial pero no tenemos ambiciones de conquista de ningún tipo. El país ya sufrió suficientemente a raíz de ese tipo de pretensiones. Más bien apuntamos a celebrar con ganas los 200 años de libertad republicana con una presencia pública tangible como agente activo del desarrollo nacional. Queremos sí crear una comunidad, o comunidades, de profesionales cristianos que comparten la cosmovisión bíblica. Tales comunidades son todavía casi invisibles o no existen en el Perú. Hay muchos evangélicos que luchan para sobrevivir profesionalmente y que no tienen con quien compartir sus preocupaciones más profundas. En la unión y la organización transparente hay mucha fuerza y en la USEL tenemos una visión de fomentar la formación de comunidades de psicólogos, ingenieros, administradores, empresarios, empleados públicos y otros para suplir este tipo de necesidad. Se van creando muchos colegios, empresas, e instituciones cristianas y la USEL podría servir como soporte académico para tales iniciativas y proveer un lugar de reunión, reflexión y confraternidad para los profesionales que trabajan en ellas.

¿Cuál es la gran meta?
La gran visión de la USEL es tener un impacto en nuestra nación y ejercer un poder transformador en ella para bien. El proyecto es a corto, mediano y largo plazo. Las grandes universidades con fama se vienen desarrollando durante muchas décadas, y, en algunos casos, siglos. La USEL tiene solamente seis años como universidad pero detrás de esto hay más de ocho décadas de formación de pastores y líderes evangélicos. Estamos orgullosos de esta historia y agradecidos a Dios por su provisión constante y los logros obtenidos. Sin embargo, y mirando al futuro, el Perú todavía no cuenta con una gran universidad evangélica que alumbra la sociedad con la visión bíblica de la vida. Aspiramos hacer de la USEL tal universidad y con la bendición del Señor y la colaboración de los cristianos la USEL podrá contribuir en forma contundente al desarrollo de nuestra nación.