Cuarentena y qué más

Totalmente de acuerdo con la cuarentena como medida para evitar el contagio masivo ¡Pero esto ya es un exceso!

No es la única forma de afrontar la pandemia. Si nuestra parte es evitar salir de casa, la parte del gobierno es “tomar pruebas a la mayor cantidad de personas”.

Ya me cansé de escuchar a un presidente airoso al mostrar sus números como trofeo. Cree que porque ayer tomó mil muestras y hoy 2 mil muestras, su capacidad ejecutiva se duplicó. En lugar de mostrar cuántos hizo la semana pasada y cuántos esta semana, que presente sus cifras en porcentaje y tendrá de qué gloriarse: Números de pruebas dividido entre población, y multiplicado por cien. Solo así sabrá, y sabremos todos, si está siendo eficaz con su tarea.

¡Y por favor, que sea más líder! Alguien capaz de lograr diez mil cosas sin sentirse héroe. Rodearse de ministros de baja RAM, asesores de cafecito y empleados síncronos, le impide llegar a todo el país, y llegar antes de tiempo. Fondos no le falta para reclutar a los mejores, y ponerlos a competir entre ellos en modo asíncrono para llevar oxígeno a los hospitales y personal médico donde falta. — Tipos como el sacerdote católico de Iquitos, que logró en un día lo que a un alcalde le habría tomado un año.

Aceptaré esta nueva fecha para salir de casa, pero también exijo a nuestro presidente que se ponga en modo pulpo. Para eso regresó de Canadá, y se sentó en la silla de Pizarro.

Justo Llecllish M.

— Pastor de Héroes21, Director de FaxJuvenil, CEO of ENTERMINISTRY.COM™. Autor de numerosos estudios sobre liderazgo y ministerio juvenil, conferencista en eventos juveniles.

Deja un comentario